Feeds RSS
Feeds RSS

martes, 15 de junio de 2010

El Chonchón o Tué-Tué

También se le designa por "Chuncho" o "Tué-Tué", nombre este último de tipo onomatopéyico que recuerda su canto de muerte y o anunciador de males se trata siempre de un brujo (a)) que adopta la forma de un pájaro nocturno, para trasladarse a los patios o techos de las casas de aquellos a quienes se ha escogido para procurarles el mal, la desgracia y la muerte. El fatídico canto presagia los mas funestos acontecimientos. Las referencias obtenidas en terreno son muy similares a las obtenidas por el autor de la araucanía mapuche: es la materialización de astral onírico, un desdoblamiento practicado por arte mágico realizado por el brujo. Logra hacer desprender su cabeza del tronco, transformándose en un ave ( HuairavoBuitreLechuza, etc.). Lo mas notorio del proceso es la transformación de las orejas en sendas alas. Estos viajes astrales comportan un peligro para el brujo, pues puede ser abatido si se conocen determinadas defensas mágicas o "Contras". Por ejemplo, colocar un pelero impregnado de sudor al revés tijereteado, el ave termina por caer o bien se neutraliza su energía negativa. Para descubrir la identidad humana del Chonchón o Tué-Tué, se le pide regresar al otro dia temprano para buscar sal, yerba, trigo u otro alimento. a la persona que aparezca a reclamar la oferta, se le invita a sentarse sobre un cojín que oculta unas tijeras abiertas en cruz. 
El brujo o su emisario no pude levantarse del asiento hasta que las tijeras se retiren del asiento de manos de quien las puso. Otro de los recursos para ahuyentar el ave es el cortarse las mujeres la punta de una guedeja cabellos y quemarlos en la llama de un candil, o bien, echando sal a un trozo de cuero al fuego pues el olor la ahuyenta con eficacia. (Algunos queman ají, ruda o ajenjo). Otros, para hacer caer el Pájaro-Brujo, le dibujan en el suelo la "Cruz de Salomón" (estrella de cinco o siete puntas), clavan en el centro de un cuchillo con la punta dirigida hacia el Chonchón. Afirman que cae y queda ensartado en el filo. Antiguamente, durante las tempestuosas noches en que se dejaba oír el grito del Chonchón, le rezaban como, contar "las denominadas, doce palabras redobladas "o el "magnifica" (Magnificad), signo de la cristianización del exorcismo.


Es muy corriente que el mito del Chonchón que en Coihueco adquiere ribetes muy vividos se ajuste a la estructura siguiente: una persona generalmente mujer entra en trato con los brujos de la cueva o salamanca para arrendar los secretos de la cofradía. Conseguido su propósito, y obedeciendo a una formula mágica, en una noche propicia sus orejas toman tan desmesurado tamaño, que llegan a convertirse en alas. Luego la cabeza se desprende del cuerpo y se lanza al espacio. Es el Chonchón que vuela a reunirse con los demás brujos. En el caso de una mujer con marido, al encontrar este el cuerpo sin cabeza, sospecha la condición brujeril de su mujer. para confirmarla, lo invierte de posición. Al regresar el Pájaro-Brujo y hallar el cuerpo dado vuelta, ronda el rancho dando tumbos y gimiendo lastimeramente, hasta que el marido apiadado, vuelve el cuerpo a la forma en que lo había encontrado. Este permite que el pájaro ensamble en el tronco y recobre su primitiva cabeza.
Corresponde a una de las tradiciones míticas mas arraigadas en el sector campesino de Coihueco, aunque cada vez su evocación es mas parcial y fragmentada. Existieron hace algunos años nombres de brujos clásicos; " Hombres-Chonchones". Es el caso del mítico y extraño medico José Maria Valverde; un cierto Reyes, de frutillares, una popular "Meica " de Roblería, etc. Este secreto arte de transformarse en brujo con poderes sobre las energías sutiles de la naturaleza humana, fue una herencia ancestral de los Mapuche-Pehuenche en esa cordillera. En su versión negativa esto se valían del viaje astral del Yo-Pájaro para revoletear alrededor de la habitación de los enfermos, luchar con el espíritu débil de estos y así vencidos, extraerles la energía vital contenida en su sangre.

2 comentarios:

anita villarroel dijo...

Buena la historia, yo vivo en el campo y la gente cree bastante en estas cosas. Me gusto a plantilla.bkn!!!

Dania Jofre Retamal. dijo...

Muy bueno de verdad, me gusto, a mi me gustan esas historias,las leí todas, muy bueno tu trabajo, felicitaciones.

Publicar un comentario en la entrada